Blog Atlàntida Salut

El mecanismo regulador del peso corporal: la reserva grasa

Prácticamente todos lo seres vivos tienen la capacidad para reservar el excedente que no les ha hecho falta gastar para producir la energía necesaria para vivir (funciones vitales, movimiento, estrés,…). Todos los mamíferos disponemos de la capacidad para crear esta reserva, rodeando los órganos vitales, bajo la piel, infiltrando diferentes tejidos. Sabemos también que diferentes animales tienen diferentes localizaciones específicas de su reserva grasa. Por ejemplo, las focas almacenan la mayor parte de su grasa bajo la piel, los camellos en las jorobas y los humanos tenemos la tendencia de hacerlo en la zona abdominal, las nalgas y las caderas.

Es importante puntualizar que se trata de un mecanismo fisio-metabólico protector que tiene la función de preservar la vida. Si no dispusiéramos de una reserva, en determinadas ocasiones, no podríamos vencer a una enfermedad o podríamos morir en situaciones de ayuno o en condiciones extremas prolongadas en que la demanda energética supera la capacidad del día a día para generarla.

mecanismo regulador peso corporal

A lo largo de las últimas décadas, se han producido una serie de cambios socio-culturales, de producción y de adquisición de recursos que han provocado una serie de cambios en los patrones de consumo de alimentos y a olvidarnos de la noción de medida. Además, se han creado nuevos alimentos por parte de la industria alimentaria con una gran carga calórica y grasa, muy ricos en azúcares, presentados de manera muy sugerente (texturas, olores, colores,…) y que de la mano de un marketing estudiado y dirigido por y hacia el consumismo, inducen a un consumo poco inteligente y nada ecológico. Se trata de un sistema enfocado a que en el momento de comer no se piense en nutrirse ni en respetar el medio ambiente, sino a ingerir desde la pura sensorialidad y obedeciendo a las propiedades organolépticas de los alimentos.

El mecanismo generador de la reserva grasa:

Cuando engordamos, no retenemos líquidos ni anabolizamos masa magra. Engordar consiste en adquirir peso excedente en forma de grasa. El mecanismo biológico por el cual un organismo puede llegar a esta situación de acumular grasa es la reserva.

El mecanismo se rige por el desequilibrio entre las kcal. que entran y las que salen. Cuando comemos o generamos más energía de la que se podemos gastar o gastamos menos, se da un saldo energético positivo. ¿Cómo se alcanza esta situación de desequilibrio? Se trata de una serie de procesos complejos que vamos a intentar simplificar.

  • Comiendo y bebiendo alimentos cargados de grasa y azúcares.
  • Comiendo mucha cantidad de alimentos (aunque sean saludables) i/o picando entre horas.
  • Llevando una vida muy sedentaria.
  • Estrés físico y psicológico junto a las tres anteriores.
  • Determinados fármacos.
  • Determinadas enfermedades metabólicas.
  • Exposición prolongada a sustancias contaminantes del medio y a ciertos químicos presentes en los alimentos (que distorsionan el funcionamiento hormonal).

mecanismo regulador peso corporal_la reserva grasa

¿Qué le puede suceder a un organismo cuando la reserva grasa es considerable?

Cuando un organismo desarrolla una reserva grasa demasiado grande, es muy probable que a corto o largo plazo enferme. Por motivos de salud, existen unos límites aconsejables de porcentaje de materia grasa.

  • Hombres: No deberían sobrepasar el 15-20% de materia grasa.
  • Mujeres: El porcentaje de materia grasa no debería superar el 20-25%.

En nuestra sociedad, existe correlación alta entre sobrepeso/obesidad y enfermedades secundarias asociadas. Podemos destacar:

  • Presión arterial alta
  • Colesterol
  • Triglicéridos y otras grasas en la sangre
  • Diabetes mellitus
  • Síndrome metabólico
  • “Hígado graso”.
  • Problemas osteo-articulares.
  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Tumores.
  • Enfermedades de ovarios y próstata.

Es importante señalar que, contra más grande sea la reserva de grasa de un organismo, más contaminantes tóxicos puede contener, ya que dichas sustancias se depositan en el tejido adiposo.

El mecanismo reversible para deshacer la reserva grasa:

Si tenemos la certeza de que nuestra reserva grasa proviene de la ingesta de alimentos cargados de grasa y azúcares, de una ingesta excesiva de alimentos (aunque sean saludables), del hecho de picar entre horas, o de llevar una vida muy sedentaria, tendríamos que ir retirando de nuestro plato, progresivamente, pequeñas cantidades de Kcal. También sería bueno dejar de lado los alimentos con exceso de grasa y azúcares (que son los que se convierten fácilmente en grasa corporal) hasta alcanzar un nivel de reserva grasa compatible con nuestra salud y nuestra noción de estética personal.

Los alimentos que dejaremos de lado, no sólo no se convertirán en nueva grasa, sino que, al retirar cierta cantidad de kcal de la ingesta diaria, nuestro organismo tendrá que tocar la reserva. Al entrar menos kcal. de las que estamos acostumbrados a disponer y crear un balance energético negativo, el organismo puede ir reduciendo el peso total a expensas de la reserva grasa.

Pilar Betriu.

Dietista-Nutricionista

Centre Mèdic Atlántida.

Compartir

Escriure un comentari

Nom*

Email* (never published)

Website

LA INFORMACIÓ TAMBÉ ÉS SALUT I BENESTAR. ATLÀNTIDA POSA AL TEU ABAST TOTS ELS CANALS PER LA TEVA COMODITAT.

Més a prop teu que mai:

RSS Twitter Facebook Linkedin Youtube