Blog Atlàntida Salut

¿Conoces el bossu?

bossu

Esta plataforma con forma de media luna se ha convertido, por su alta funcionalidad, en la herramienta estrella de muchos centros de fitness. Y es que, aparte de mejorar el equilibrio, prevenir lesiones y tonificar la musculatura, los ejercicios con bossu son muy variados y entretenidos.

La palabra ‘bossu’ hace referencia a la expresión inglesa Both Sides Utilized

(Dos Lados Utilizables). Es el nombre que se le ha dado a una plataforma de unos 65 centímetros que posee un lado plano y un lado cóncavo y que permite realizar un sinfín de ejercicios basados en el equilibrio, la resistencia y la fuerza.

La clave: el equilibrio

El bossu se puede utilizar, como su nombre indica, tanto por el lado cóncavo como por el plano. En ambos casos, como la plataforma es inestable, el eje principal de cualquier ejercicio es el equilibrio. La necesidad de mantenerse en la posición que cada ejercicio indique -ya sea de pie, sentado o estirado sobre el bossu-, implica que varios músculos trabajen a la vez para conseguir no perder la estabilidad y, en consecuencia, se consigue tonificar la musculatura a base de contracciones involuntarias.

Los ejercicios que se pueden realizar con esta herramienta son numerosos y, en muchos casos, combinan el equilibrio con la resistencia, la fuerza, la flexibilidad o la agilidad, algo que le confiere un elevado potencial como entrenamiento completo.

Versatilidad y entretenimiento

En los últimos años, el bossu se ha convertido en uno de los aparatos más utilizados en los centros de fitness de todo el mundo, ya que es apto para todas las edades y para los diferentes niveles de exigencia.

Su éxito se basa en los resultados y en las amplias posibilidades que ofrece: permite tonificar globalmente el cuerpo o hacerlo de manera localizada, aumenta la resistencia cardiovascular, reeduca la postura, entrena la capacidad aeróbica, favorece la agilidad, refuerza las articulaciones, etc. Y, además, se puede utilizar de manera individual (con un entrenador personal) o en grupo (en clases guiadas por un profesional).

En la mayoría de gimnasios y centros de fitness lo más frecuente es que las sesiones de bossu combinen todo tipo de actividades para entrenar el cuerpo de forma completa. Y es que con esta plataforma se puede trabajar en diferentes posiciones, de manera multidireccional, realizando ejercicios, posturas, saltos, estiramientos, coreografías, etc. Del mismo modo -como ocurre con los steps-, se puede combinar su uso con el de otras herramientas como las pesas o los balones terapéuticos.

Variantes del bossu

bossu2

¿Qué tipos existen?

  • Bossu deportivo: Se trata de un entrenamiento muy intenso con el objetivo de mejorar el rendimiento a la hora de practicar una actividad física y evitar lesiones. En función del deporte para el que nos queremos entrenar, realizaremos unos ejercicios determinados y potenciaremos unos factores u otros (resistencia, coordinación, capacidad aeróbica, agilidad, equilibrio, etc.).
  • Bossu tonificante: Se basa en el trabajo muscular para fortalecer y moldear la silueta. Se combinan ejercicios de diferente índole para establecer una rutina que permita trabajar la parte (o partes) del cuerpo que nos interesa.
  • Bossu balance: El bossu es una herramienta que puede ser utilizada tanto para realizar ejercicios intensos como para llevar a cabo movimientos suaves destinados a mejorar la postura corporal, la estabilidad y la flexibilidad. Del mismo modo, se puede emplear en sesiones de relajación o combinado con técnicas como el Pilates o el yoga.

Beneficios de ejercitarse con el bossu

El bossu, además de resultar especialmente eficaz para fortalecer y tonificar la musculatura, también es muy beneficioso para:

  • El equilibrio y la estabilidad: La forma en media luna del bossu es ideal para potenciar el equilibrio. Conseguiremos mejorar la habilidad funcional e incrementar la eficacia de las respuestas motrices.
  • La resistencia: El bossu permite combinar varias disciplinas en un mismo ejercicio. Es una plataforma idónea para trabajar y mejorar la resistencia cardiovascular.
  • Aumentar la agilidad: Los ejercicios con bossu se basan también en la agilidad y la flexibilidad, algo realmente importante para prevenir futuras lesiones. Aunque el bossu puede resultar un buen entrenamiento, lo cierto es que antes de practicarlo es recomendable calentar un poco los músculos.
  • Incrementar el consumo calórico: Con este tipo de ejercicios se gasta mucha energía -sobre todo si se realizan movimientos aeróbicos-, lo que convierte el bossu en una práctica indicada también para cuidar nuestra línea.
  • Recuperar y prevenir lesiones: Al tratarse de un entrenamiento completo, se trabaja la agilidad, la fuerza, la resistencia… lo que ayuda a preparar el cuerpo para practicar posteriormente un deporte minimizando el riesgo de lesiones. Además, muchos de los ejercicios que se realizan con bossu contribuyen a prevenir la osteoporosis, el dolor de espalda, el dolor lumbar o el cervical, ya que fortalecen la musculatura paravertebral. Asimismo, se trata de un entrenamiento perfecto para reeducar la postura corporal.
  • Aumentar la autoestima: Como la mayoría de deportes y actividades físicas, el bossu ayuda a aumentar la autoestima y la confianza. Además, resulta una actividad original y muy entretenida tanto si se practica solo como si lo hacemos en grupo.

Escribir un comentario

Nombre*

Email* (never published)

Website

 

LA INFORMACIÓN TAMBIÉN ES SALUD Y BIENESTAR. ATLÀNTIDA PONE A TU ALCANCE TODOS LOS CANALES PARA TU COMODIDAD.

Más cerca tuyo que nunca:

RSS Twitter Facebook Linkedin Youtube