Blog Atlàntida Salut

LA PIÑA, fruta dorada, carnosa y jugosa.

beneficios-de-la-piña

A pesar de que la piña no es una fruta originaria de proximidad territorial, hace siglos que la tenemos entre nosotros y podemos disfrutar de sus propiedades alimentarias, gastronómicas y nutritivas.

Origen de la piña

Originaria de los trópicos, “Ananases comosos”, o “Nanàs” en el Brasil, significa fruta deliciosa o flor de frutos.

Se dice que era un símbolo de hospitalidad y amistad por parte de las tribus indígenas que se ofrecía a los visitantes. Cristóbal Colón ya la encontró en la isla de Guadalupe en 1493.

Los marineros españoles descubrieron que comiendo piña podían prevenir el escorbuto. Se debe al hecho que la pulpa jugosa de la piña, de exótico aroma y sabor dulce/ácido refrescante, tiene un elevado contenido de vitamina C.

Desde hace siglos se cultiva en todo el mundo.

PROPIEDADES BENEFICIOSAS PARA LA SALUD

Es una fruta baja en calorías, puesto que contiene un 85% de agua. Muy apta para dietas de control de peso.

La piña fresca es rica en vitaminas: C (12 mg/100 g), A, B1 y ácido fólico, potasio y magnesio.

  1. Fruta digestiva por excelencia.

El componente más relevante de la piña es la enzima bromelina.

Se encuentra en la pulpa, pero sobre todo en el tallo.

Se trata de una enzima que digiere las proteínas y las convierte en aminoácidos.

Es por esta razón que la piña es una fruta muy digestiva y por tradición se ha consumido en comidas copiosas de mesas festivas, y también en la cocina oriental como ingrediente de diferentes preparaciones, tanto dulces como saladas, como por ejemplo los currys y ensaladas con marisco.

Incluir piña fresca en primeros platos como por ejemplo ensaladas, o tomar un batido de piña con limón y menta al inicio de las comidas estimula la producción de zumos gástricos y ayuda a la digestión de los alimentos proteicos de la comida.

Se trata de una práctica muy beneficiosa para aquellas personas que hacen una baja producción de ácido clorhídrico en el estómago o sufren atonía gástrica y tienen dificultades por el vaciado gástrico.

No se aconseja cuando hay gastritis o úlcera gastro duodenal, puesto que contiene muchos ácidos y tal como hemos dicho, estimula la producción.

  1. Antiparasitaria y desinfectante del intestino.

Inhibe el crecimiento de microbios procedentes de fermentaciones y de putrefacción. Es vermífuga.

Tanto la fruta como la decocción de la raíz se recomiendan para la eliminación de parásitos.

Batido de piña con raíz de jengibre, semillas de hinojo, hojas de menta, limón y 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra. En ayunas.

  1. Depurativa

La piña es un excelente remedio para la depuración hepática y su consumo habitual vitaliza el hígado.

Batido de piña, pera, pomelo, limón, infusión de salvia, diente de león y 1 cucharada pequeña de miel de manuca.

  1. Antiinflamatoria

Muy útil en casos de tendinitis y problemas reumáticos como por ejemplo inflamaciones y edemas en piernas, tobillos, manos y pies. En estos casos es mejor añadir un suplemento de bromelina en extracto y tomarla diariamente junto con la ración de piña.

  1. Cardio saludable

Actividad fibrinolisina, cosa que reduce el riesgo de trombosis.

Batido de piña con una infusión tibia de espino blanco y licuado de avellana, almendra o avena, sin azúcar añadido.

  1. Anti resfriado y tos.

Además de su contenido en vitamina C, la bromelina disuelve las mucosidades y al hacerlas más líquidas se pueden expulsar mejor.

Batido de piña y limón con una infusión tibia de flores de saúco y 1 cucharada pequeña de miel de romero.

  1. Anti celulitis.

Por su capacidad antiinflamatoria y drenado actúa sobre los tejidos reduciendo inflamación y eliminando líquidos estancados y toxinas contenidas.

Batido de piña con papaya y zumo de limón o limón. 1 cucharada pequeña de cúrcuma y 3 bolitas de pimienta negra.

ENSALADA DE INVIERNO

Ensalada multicolor de berro, escarola, piña, naranja, aguacate, remolacha, arándanos, granos de granada y jamón de pato.

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES:

250 g de diferentes tipos de lechugas / escarola /1 zanahoria grande/ 1 aguacate /4 lonchas de piña/ 1 remolacha cocida / 1 naranja grande/ 12 arándanos/ 1 granada/ 4 c.s. de aceite de oliva / sal / 1 limón / 4 c. s. de vinagre de manzana / 12 olivas negras.

Lavar y escurrir los berros y escarola. Limpiar y rayar las zanahorias. Cortar a láminas finas la piña, la naranja y la remolacha. Cortar a láminas el magret curado. Por último, pelar y cortar en 8 láminas el aguacate, (debe de ser la última maniobra antes de montar el plato y servir, puesto que se oscurece con facilidad). Hacer una vinagreta simple mezclando en una taza con tenedor, el aceite, la sal, el zumo de limón y el vinagre. Montar los 4 platos repartiendo los vegetales de forma que combinen los colores. Disponer las láminas de magret en una banda del plato. Poner las olivas y repartir la vinagreta por el encima. Servir inmediatamente.

Después de comidas copiosas típicas de las festividades o celebraciones, es recomendable:

CENAR LIGERO con dos lonchas de piña con yogur y kéfir y algunos frutos rojos.

Escribir un comentario

Nombre*

Email* (never published)

Website

 

LA INFORMACIÓN TAMBIÉN ES SALUD Y BIENESTAR. ATLÀNTIDA PONE A TU ALCANCE TODOS LOS CANALES PARA TU COMODIDAD.

Más cerca tuyo que nunca:

RSS Twitter Facebook Linkedin Youtube