Blog Atlàntida Salut

Llega el frío, llegan las enfermedades respiratorias

Constipat

Como cada año, con la llegada de los primeros fríos, llegan también las enfermedades del aparato respiratorio. Son infecciones muy frecuentes, que no suelen ser graves, pero que pueden llegar a ser muy incómodas. Están sobre todo causadas por virus diversos y afectan especialmente a los colectivos más vulnerables, como los niños o las personas mayores.

La infección causada por los virus puede afectar a todo el aparato respiratorio, desde la nariz hasta los pulmones, donde están los bronquios. Por eso, los médicos diferencian entre las afecciones en las vías superiores y las de las vías inferiores.

En el primer grupo, hay desde los resfriados comunes, que provocan mucosidad, hasta la laringitis, asociada a episodios realtivament largos de tos, o la faringoamigdalitis, que provoca dolor en el momento de tragar y que es muy molesta. Estas infecciones no suelen ir acompañadas de fiebre, aunque no es descartable, excepto en el caso de la gripe, que sí conlleva fiebre alta, además de síntomas parecidos al del resfriado.

Vías inferiores

En cuanto las vías inferiores, la bronquiolitis es una de las infecciones más frecuentes en invierno, que afecta sobre todo a los niños. Al principio, conlleva tos y mucosidad, como los resfriados, pero al cabo de dos o tres días aparece dificultad para respirar y también a menudo para comer. En el caso de los niños muy pequeños, conviene consultar con el pediatra de manera urgente para iniciar el tratamiento de inmediato y evitar posibles complicaciones.

También es frecuente la bronquitis, en este caso producida por virus o por bacterias. Se produce por la inflamación de los bronquios, que son los conductos que transportan el aire hacia el interior de los pulmones y después hacia el exterior de nuevo. Cuando los bronquios están inflamados, entra y sale menos cantidad de aire y esto provoca falta de aliento y mucha tos persistente con esputos o flema.

febre

Tratamiento y prevención

Muchas de estas infecciones no suelen requerir medicación específica y se suelen curar solas. Salvo la bronquitis, que puede hacer necesario el uso de antibióticos, sobre todo en personas mayores o que tienen patología respiratoria de base. Sí que el médico puede valorar la prescripción de antitérmicos, en el caso de que haya fiebre, o antiinflamatorios para el dolor de garganta y otros síntomas. Lo que también se recomienda es mantener una buena hidratación para hacer más fluidas las secreciones y la mucosidad.

En la prevención, no hay ningún tratamiento específico, pero los especialistas aconsejan:

-utilizar pañuelos de papel y tirarlos después de cada uso

-lavarse las manos de manera frecuente

-ventilar las habitaciones cada día

-evitar espacios cerrados con aglomeraciones de gente

En el caso de la gripe, por supuesto, se recomienda la vacunación, especialmente si se pertenece a un grupo de riesgo, y evitar el contacto con un posible enfermo.

Muchas de estas medidas preventivas son las que ya se recomiendan para el coronavirus que provoca la Covid-19. Este invierno será, de hecho, el primero que pasaremos con la pandemia y habrá que ver qué interacciones se producen entre las infecciones más habituales y conocidas y el nuevo coronavirus.

Escribir un comentario

Nombre*

Email* (never published)

Website

 

LA INFORMACIÓN TAMBIÉN ES SALUD Y BIENESTAR. ATLÀNTIDA PONE A TU ALCANCE TODOS LOS CANALES PARA TU COMODIDAD.

Más cerca tuyo que nunca:

RSS Twitter Facebook Linkedin Youtube