Blog Atlàntida Salut

Síntomas de la gingivitis


Gingivitis infantil, ¿cómo tratarla?

El sangrado de encías, o gingivitis, nos avisa de que el tejido de soporte de los dientes se está dañando. En los niños, al igual que pasa con los adultos, este problema llega después de una acumulación de la placa bacteriana, derivada, en la mayoría de casos, de una mala higiene bucal. Con una correcta limpieza en casa es posible prevenir esta patología, que se caracteriza por el sangrado al comer o al cepillarse los dientes.

La gingivitis es la inflamación de encías que se da por la acumulación de la placa bacteriana en la cavidad bucal a causa de no eliminar correctamente los residuos de comida que quedan entre los dientes y en la lengua.

Un cepillado incorrecto, o la falta del mismo, favorece que esos restos alimenticios y las bacterias de la boca se acumulen sobre las superficies dentales.

 

¿Cuál es su causa?

Todos esos restos acaban formando el sarro, que se acumula creando esta placa. Por lo tanto, una de las principales causas de la aparición de este problema en las encías en los niños es una mala higiene dental.

Pero existen otros factores de riesgo, como la toma de algunos medicamentos o, por ejemplo, los cambios hormonales propios de la pubertad. Y, como en el estado de salud general, la alimentación influye y mucho. El consumo de comidas altas en azúcares incrementa las bacterias y la placa, que se acumulan alrededor de los dientes. Es decir, aumenta las probabilidades de tener gingivitis.

Es muy importante tratar correctamente una gingivitis, ya que si no se elimina produce inflamación y acaba derivando en periodontitis, un trastorno mucho más grave que puede acarrear, incluso, la pérdida de piezas dentales.

 

Síntomas de la gingivitis

Los síntomas de la gingivitis en adultos y niños son prácticamente los mismos. Se recomienda que los adultos observen, de manera regular, el aspecto de las encías de los menores. Es la mejor manera para diagnosticar una gingivitis a tiempo y tratarla cuanto antes.

Cabe comprobar el tejido gingival, que debe ser de color rosado pálido y firme. Cuando cambia de color, tamaño o consistencia alerta de que existe algún problema en la cavidad bucal. Comenzar el tratamiento para la gingivitis en los niños apenas aparecen los primeros síntomas evita complicaciones mayores.

Alerta cuando hay…

  • Inflamación y enrojecimiento de las encías: sin duda, el síntoma más común
  • Dolor en los dientes: no suele ser constante, sino cuando se toca la encía
  • Sangrado al comer: al morder ciertos alimentos es posible sangrar
  • Sangrado al cepillarse los dientes: aunque sea un cepillado suave
  • Mal aliento: se debe a la acumulación de placa bacteriana
  • Sensación de que los dientes se separan: suele ser un síntoma de la gingivitis infantil


¿Existe tratamiento?

Sí. El tratamiento para la gingivitis es fácil. En definitiva, se trata de eliminar y controlar la placa bacteriana que ha originado el trastorno. Para conseguirlo, hay que seguir a diario ciertos hábitos de higiene en el hogar y, además, visitar con regularidad el consultorio odontológico.

 

Higiene dental

Es importante que los niños incorporen en su rutina unos hábitos correctos en su higiene dental. En este sentido, los adultos deben convertirse en un auténtico referente de una higiene oral responsable, y enseñar a sus hijos la importancia de cuidar la dentadura y de lo positiva que es la rutina de salud bucal para disfrutar de una buena salud.

 

Las principales recomendaciones son:

  • Cepillar los dientes desde su aparición con un cepillo de cerdas suaves y cabezal pequeño
  • Cepillar diente por diente en todas sus caras y hacer especial énfasis entre la encía y el diente
  • Cepillar siempre los dientes después de las comidas y que esta limpieza dure como mínimo dos minutos
  • Complementar la limpieza con hilo dental para eliminar la placa bacteriana entre dientes
  • En niños menores de 7 años, siempre ayudar y supervisar el cepillado. A partir de esa edad, empiezan a limpiarse correctamente, aunque debe supervisarse al final
  • Asegurarse que, además de cepillarse todos los dientes, los pequeños eliminen las bacterias de su lengua
  • Seguir las recomendaciones de qué tipo de pasta dental con flúor –y sobre todo qué dosis– es la más conveniente según la edad del menor
  • Llevar a los niños a revisiones odontopediátricas regularmente. El especialista complementará el tratamiento de la gingivitis si es necesario


Dra. Olga Rabassa
Clínica Dental Atlàntida

Escriure un comentari

Nom*

Email* (never published)

Website

LA INFORMACIÓ TAMBÉ ÉS SALUT I BENESTAR. ATLÀNTIDA POSA AL TEU ABAST TOTS ELS CANALS PER LA TEVA COMODITAT.

Més a prop teu que mai: