Blog Atlàntida Salut

Todo sobre la colonoscopia: ¿cómo prepararse?

colonoscopia

Si tienes hora para realizarte una colonoscopia, debes saber que es un procedimiento corto y, normalmente, indoloro, pero que requiere una preparación previa por tu parte. Se trata de un examen visual del revestimiento del recto y el colon con un endoscopio flexible.

Gracias a esta prueba se pueden detectar pólipos, cánceres, úlceras y otros problemas médicos en el colon y, por lo tanto, salvar vidas gracias a una detección precoz de esas patologías. Una vez localizadas las lesiones, la exploración permite obtener biopsias para analizar al microscopio y determinar un diagnóstico altamente fiable. También suelen realizarse colonoscopias para buscar las causas de cambios inesperados en los hábitos intestinales o para evaluar un sangrado rectal o casos de anemia debidos al bajo nivel de hierro.

Es importante hacerse una colonoscopia a partir de los 45 o 50 años, ya que el cáncer de colon normalmente no presenta síntomas. En España, este tipo de cáncer es, además, el tumor de mayor incidencia. Cada año, se diagnostican más de 35.000 nuevos casos, pero, como avanza la Sociedad Española de Oncología Médica, un 90% de los casos se cura si se detectan a tiempo. Es decir, la detección precoz –mediante pruebas como la colonoscopia– es determinante.

Vaciado profundo del colon

Lo más importante a la hora de enfrentarse a una colonoscopia es que tanto el colon como el recto deben estar completamente vacíos. Para ello, el médico prescribirá una preparación oral que habrá que tomar el día anterior a la prueba, y recomendará una dieta muy concreta para seguir en los días previos.

Por otro lado, recuerda siempre informar al médico acerca de los medicamentos que tomas de manera regular, incluidos suplementos o vitaminas. El especialista determinará si pueden o no tomarse durante los días previos. Normalmente, los anticoagulantes o las aspirinas están restringidos horas antes de la exploración.

Si no se cumplen todas estas recomendaciones y el colon no está vacío como debiera, es muy probable que se tenga que aplazar la intervención, ya que los médicos no verían con claridad en qué estado se encuentra el intestino. La prueba podría dar errores y supondría la repetición de la exploración. Por lo tanto, para no correr este riesgo es importante seguir las pautas marcadas por los médicos.

colonoscopia2

Cómo prepararse para una colonoscopia
Tres días antes, se inicia una dieta pobre en residuos y baja en fibra. Se podrá consumir arroz, pasta, carne y pescado a la plancha, galletas sin fibra, café o té, huevos duros o quesos duros.

En cambio, no se podrán comer embutidos, pasteles, bebidas con gas, verduras, legumbres, ensaladas, frutas ni carnes y pescados en salsa.

El día anterior a la exploración. Es el día de beber la preparación oral intestinal para limpiar totalmente el colon. Además, está totalmente prohibido el consumo de alimentos sólidos durante las 24 horas previas.

El día de la colonoscopia. Aunque la prueba esté programada para la tarde, durante ese día no está permitido comer sólidos, pero sí beber líquidos transparentes. Poco antes de la exploración, se suministra al paciente medicamentos para aliviar las molestias, como puede ser un sedante. Eso ayuda a aliviar la posible presión abdominal que se puede sentir y a calmar los nervios. Por eso, es muy recomendable acudir a la consulta con algún familiar o amigo, ya que, al acabar, aún se podría estar algo desorientado y, por ejemplo, no se podrá conducir.

¿Cómo sé si he realizado la preparación correctamente?

En general, si sigues las indicaciones de preparación para una colonoscopia que te ha dado el médico, no habrá problemas. Si aún así prefieres asegurarte de que se ha completado la limpieza del colon y el recto, puedes observar tus heces. Deben tener apariencia líquida y transparente (semejantes a la orina).

Recuerda que la preparación para una colonoscopia causa diarrea, que puede dar inicio a los pocos minutos y hasta las tres horas después de tomar el líquido recomendado por el médico. Por ello, es altamente recomendable permanecer ese día en casa. Muchos pacientes, además, se notan hinchados y acusan molestias abdominales. No te preocupes, porque es una sintomatología normal.

Además, tras una colonoscopia –la recuperación es muy rápida– también es habitual notar algún retortijón, debido al aire que ha entrado en el colon durante la prueba. Esas sensaciones acaban marchándose de forma natural. Y será el momento de volver a consumir alimentos variados y equilibrados para reconstruir la flora intestinal.

Dr. Carles Rabassa
Director Médico de Atlàntida

Escribir un comentario

Nombre*

Email* (never published)

Website

 

LA INFORMACIÓN TAMBIÉN ES SALUD Y BIENESTAR. ATLÀNTIDA PONE A TU ALCANCE TODOS LOS CANALES PARA TU COMODIDAD.

Más cerca tuyo que nunca:

RSS Twitter Facebook Linkedin Youtube